Una fábrica sevillana envasadora de aceite de oliva recibe más de 280.000 euros de fondos FEDER para su mejora energética

Share
La Agencia Andaluza de la Energía ha apoyado este ambicioso proyecto a través de su Programa para el desarrollo energético sostenible
7 de Mayo, 2020

La Agencia Andaluza de la Energía, entidad adscrita a la Consejería de Hacienda, Industria y Energía, ha incentivado con más de 280.000 euros procedentes del Programa para el desarrollo energético sostenible de Andalucía, cofinanciado con Fondos FEDER, las actuaciones de mejora energética llevadas a cabo por una fábrica de envasado de aceite de oliva de Dos Hermanas (Sevilla). Éstas incluyen medidas de automatización de procesos y aislamiento térmico del edificio, gracias a las cuales se reduce un 25% el consumo energético de la empresa, así como una instalación solar fotovoltaica en régimen de autoconsumo, que abastece el 54% del consumo eléctrico de la fábrica.

Las medidas realizadas por la empresa Torres y Ribelles, que envasa 25 millones de litros de aceite anuales, suponen una mejora integral de su proceso productivo, donde se ha utilizado una novedosa tecnología, desarrollada en un 75% en Andalucía, mediante la cual se automatizan todos los pasos del sistema de filtrado de aceite. La renovación de la maquinaria por otra de alta eficiencia energética y la automatización de los procesos, que han supuesto una inversión de 420.000 euros y un incentivo de la Agencia Andaluza de la Energía de casi 103.000 euros, permitirá la mejora de la eficiencia en el filtrado del aceite, que se situará entre un 30% y un 40% respecto a otros sistemas. Por otro lado, las mejoras introducidas en el proceso productivo permitirán un mejor desempeño en lo referente al mantenimiento y seguridad de las instalaciones.

Además, la empresa sevillana ha invertido más de 237.000 euros en optimizar el aislamiento térmico del edificio que alberga la fábrica, recibiendo una ayuda de 137.000 euros. En total, 3.054 m2 de nueva superficie aislada del edificio industrial gracias a la cual ha incrementado su eficiencia energética, disminuyendo la demanda de energía y, por tanto, su factura energética, y ha mejorado el confort de sus 25 empleados. Precisamente, la mejora en la calidad y seguridad laboral ha sido una de las principales motivaciones del promotor para realizar las inversiones.

Esta industria andaluza del sector agroalimentario también ha decidido incluir las energías renovables como forma de suministro energético sostenible. Así, ha implementado una instalación solar fotovoltaica en régimen de autoconsumo, con una potencia instalada de casi 100 kW (kilovatios) que producirá anualmente 146.240 kWh, abasteciendo más de la mitad del consumo eléctrico fabril, además de un sistema de control y seguimiento de la energía que permitirá su total optimización.

El proyecto, que ha supuesto una inversión total de más de 820.000 euros, se convierte así en un ejemplo de cómo resolver el problema de la alta intensidad de uso de combustibles fósiles que tienen muchas empresas del sector agroalimentario andaluz, al tiempo que ha mejorado su productividad y le ha ayudado a transformarse en una industria más eficiente y competitiva.

En palabras de José Adrián Troncoso, director de Torres y Ribelles, “estas actuaciones, que han supuesto unas inversiones muy importantes, repercutirán notablemente en nuestra imagen externa, en el bienestar de nuestros empleados y en nuestros procesos de fabricación y, por supuesto, en nuestro entorno ambiental y de consumo energético”, definiendo a su empresa como una industria que busca la excelencia empresarial y que tiene como modelo la industria 4.0.

Además, tras comprobar el rendimiento que ha supuesto para esta PYME acometer actuaciones de mejora energética, recientemente ha solicitado nuevas ayudas a la Agencia Andaluza de la Energía, en este caso, para mejorar sus procesos productivos de las líneas de vidrio y en la de llenado de latas. Así, la empresa invertirá de nuevo casi 1,5 millones de euros en eficiencia energética y contará con el apoyo de la Junta de Andalucía para seguir transformado su industria haciéndola más respetuosa con el medio ambiente, gracias al Paquete de medidas para la eficiencia energética de la industria en Andalucía puesto en marcha por el Gobierno regional el pasado mes de diciembre.

Para ello, la empresa ya cuenta con un incentivo de más de 440.000 euros por parte de la Agencia Andaluza de la Energía, también cofinanciado con fondos FEDER, que ha aprobado esta semana la concesión de las nuevas ayudas.