Logo Agencia Andaluza de la Energía
Logo Agencia Andaluza de la Energía
Icono FacebookIcono TwitterIcono Youtube

Tarifas eléctricas

La liberación del mercado eléctrico ha supuesto que los consumidores finales de energía eléctrica tienen derecho a elegir el suministrador o comercializadora.

La incorporación de los consumidores al mercado liberalizado se ha ido produciendo de manera gradual desde 1998, inicialmente sólo los grandes consumidores, y extendiendose a todos los consumidores desde enero de 2003.

De la posibilidad de elegir o mantenerse a tarifa se pasó a la obligación de elegir. El 1 de julio de 2008 desapareció la tarifa regulada para los clientes de alta tensión (Real Decreto 871/2007, de 19 de junio, por el que se ajustan las tarifas eléctricas a partir del 1 de julio de 2007), y el 1 de julio de 2009 desparecieron las tarifas para potencias contratadas superiores a 10 kW (Real Decreto 485/2009, de 3 de abril, por el que se regula la puesta en marcha del suministro de último recurso en el sector de la energía eléctrica).

En la actualidad, solo para potencias inferiores a 10 kW los consumidores de baja tensión pueden mantenerse en la denominada “tarifa de Precios Voluntarios para el Pequeño Consumidor” (PVPC).

Se puede elegir, dentro de la tarifa PVPC, que se nos aplique en forma variable o fija.

  • PVPC indexado al precio del mercado. Es el resultado de ponderar el consumo horario de cada suministro, por el coste horario de la electricidad el mercado eléctrico. Se procede de esta manera porque el precio de la electricidad varía cada día y con cada hora. Para evaluar este coste ponderado se usan los datos almacenados por el contador con telemedida. En el caso de que el contador no tenga telemedida (los más antiguos pero aun mayoría), entonces, al no disponerse del consumo desagregado por horas, se usará un precio medio que calculará la CNMC en base a los precios horario del periodo facturado.
  • PVPC a precio fijo. En este caso, la electricidad costará lo mismo para todas las horas del año.

En la primera opción no sabemos a priori el precio de la electricidad que se consume, aunque en el largo plazo debe ser una opción más barata que la segunda.

Algunos consumidores tienen derecho a una tarifa reducida llamada Tarifa de Último Recurso (TUR). Esta tarifa es el resultado de aplicar un descuento (el llamado Bono Social) a sobre la tarifa PVPC.

Por lo que respecta a los consumidores con una potencia superior 10 kW (antiguas tarifas 2.1 A, 2.1 DHA y 3.0 A) deben de contratar su suministro en el Mercado Libre, lo que implica, en la mayoría de los casos, contratarlo con una empresa comercializadora a un precio libremente pactado. También puede adquirirlo directamente en el mercado mayorista, o con los productores de electricidad, pagando además los correspondientes peajes a la distribuidora. En caso de no suscribir un contrato en mercado libre con alguna de las anteriores opciones, se les asignará la tarifa PVPC pero con un recargo del 20%.