La Junta reitera al Gobierno la necesidad de infraestructuras eléctricas para aprovechar el potencial renovable andaluz

Share
Ha remitido al Ministerio de Transición Ecológica sus peticiones dentro del trámite de evaluación ambiental del Plan de Transporte eléctrico a 2026
14 de October, 2020

infraestructura eléctrica
infraestructura eléctrica

La Junta de Andalucía ha vuelto a trasladar al Ministerio para la Transición y el Reto Demográfico la necesidad de que se prioricen y potencien los desarrollos de la red de transporte eléctrica en aquellos emplazamientos con mayor potencial renovable, como es el caso de Andalucía, la tercera Comunidad Autónoma con más potencia renovable conectada a red y la primera con mayor potencia fotovoltaica instalada de toda España.

Esta vez lo ha hecho a través del informe elaborado por la Agencia Andaluza de la Energía, entidad adscrita a las Consejerías de Presidencia, Administración Pública e Interior y Hacienda y Financiación Europea, y la Dirección General de Energía, en respuesta al trámite de consultas previas para la evaluación ambiental del Plan de Desarrollo de la Red de Transporte de Energía Eléctrica 2021-2026 y del Documento Inicial Estratégico de la Planificación de la Red de Transporte, cuyo plazo finalizó el pasado 1 de octubre.

El Gobierno andaluz quiere liderar la transición energética a través de las energías renovables. Por eso, de cara a la próxima planificación de infraestructuras eléctricas hasta 2026, y en línea con los objetivos establecidos en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, propone contribuir con 26.000 nuevos megavatios de potencia instalada, adicionales a los ya existentes, con los que podría cubrir con renovables la totalidad de la demanda eléctrica de Andalucía.

Sólo en el último año y medio, se han instalado 70 veces más megavatios de potencia renovable (1.339 MW) que en los cuatro años anteriores.

De esta forma, alcanzaría el 45 % de los objetivos que marca el Plan, que plantea la incorporación en España de 58.800 nuevos megavatios de renovables para el horizonte de 2030.

Un potencial eléctrico de 300.000 MW renovables

Además, Andalucía tiene una alta disponibilidad de recurso renovable distribuido por todas las provincias andaluzas, que la sitúan en una posición preferente para el desarrollo de centrales renovables de generación de electricidad respecto al resto de comunidades autónomas. Según un estudio realizado por la Agencia Andaluza de la Energía en 2019, el potencial bruto actual con el que cuenta Andalucía asciende a más de 300.000 megavatios eléctricos (MW): 254.320 MW fotovoltaicos, 18.850 MW termosolar, 36.700 MW eólico (25.700 MW terrestre y 11.000 MW marino) y 1.870 MW eléctricos de biomasa.

También tiene un tejido empresarial en el sector de las energías renovables sólido, experimentado y en crecimiento, con más de 1.660 empresas que generan más de 43.000 empleos, lo que, sin duda, posiciona a Andalucía en un lugar privilegiado para aprovechar todo el potencial del que dispone.

Ejes de 400 kV para conectar Andalucía con el resto de España

La nueva planificación, cuya aprobación por parte del Gobierno de España lleva un retraso de casi un año, recogerá aquellas infraestructuras que permitan una mayor integración de energías renovables en el sistema eléctrico nacional para contribuir a la lucha contra el cambio climático, disminuir nuestra dependencia energética y garantizar la seguridad y la calidad del suministro en todo el territorio nacional.

La propuesta de desarrollo de infraestructuras de transporte en Andalucía demandada por la Junta considera necesario el desarrollo de la red de transporte de electricidad, en concreto, los ejes de 400 kV para conectar la región con el resto de España, invertir en grandes ejes interiores para la evacuación del recurso renovable y construir 15 nuevas subestaciones de 220 y 400 kV, así como ampliar las existentes. Con ello persigue también un mayor crecimiento socioeconómico de la región, por ser estas infraestructuras tractoras de inversión, estimada en unos 17.000 millones de euros, generadoras de empleo, articuladoras del territorio y facilitadoras de la fijación de población en entornos rurales.