La Junta participa en un catálogo europeo de buenas prácticas sobre energías renovables y pobreza energética

Share
En la segunda reunión de expertos regionales del proyecto POWERTY se han presentado proyectos exitosos y un estudio de oportunidades, amenazas, fortalezas y debilidades sobre esta temática en Andalucía
18 de August, 2020

La Agencia Andaluza de la Energía, entidad adscrita a la Consejería de Hacienda, Industria y Energía, como coordinadora del proyecto europeo POWERTY (Renewable energies for vulnerable groups), ha organizado la segunda reunión del grupo de expertos regionales, celebrada on line para mantener las necesarias recomendaciones sanitarias a causa de Covid19. En ella, se ha presentado un Catálogo de buenas prácticas de proyectos exitosos sobre energías renovables y pobreza energética a nivel europeo, en el que también se incluyen experiencias andaluzas, y se ha dado a conocer un estudio de oportunidades, amenazas y fortalezas y debilidades sobre esta temática en Andalucía.

POWERTY es una iniciativa enmarcada en el programa Interreg Europe, cuyo objetivo es hacer accesible las energías renovables a colectivos vulnerables afectados por la pobreza energética.

La Agencia Andaluza de la Energía y los expertos o stakeholders regionales participantes en el proyecto se han encargado de analizar, para el caso de España, las mejores prácticas desarrolladas en nuestro país; la cuales se han incluido en un Catálogo, que se encuentra en la página web de proyecto, que aglutina las soluciones más adecuadas para luchar contra la pobreza energética a través del uso de energías renovables a nivel europeo.

Durante la reunión de trabajo también se presentaron 9 de estos proyectos y trabajos exitosos, que están en ejecución o que se espera poner en marcha en los próximos meses, de los cuales, 5 se están impulsando en Andalucía.

 

Buenas prácticas andaluzas

Así, entre estas iniciativas se encuentra la presentada por Endesa, en colaboración con el Ayuntamiento de Málaga, que ha puesto en marcha con tecnología blockchain el proyecto “Confía”, pionero en Europa, que permite a los servicios sociales municipales detectar antes a los clientes en riesgo de exclusión para que no se vean afectados por cortes de suministro y puedan beneficiarse del bono social.

Por su parte la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA) mostró un caso concreto de integración de energías renovables en el proceso de rehabilitación de un conjunto de viviendas sociales de la barriada “El rancho”, de Morón de la frontera (Sevilla).

La empresa pública municipal de energía, Eléctrica de Cádiz, presentó sus proyectos llave en mano con financiación a medida para facilitar a los hogares el tener instalaciones de autoconsumo, beneficiándose de compensaciones por sus excedentes de producción que varían entre el 18% y el 41%, dependiendo de si se comparte las instalaciones o se contratan a nivel individual. El ayuntamiento gaditano también ha desarrollado el Plan de Choque contra la Pobreza Energética de Cádiz, para ayudar a las familias en situación de vulnerabilidad a gestionar adecuadamente la energía, resolver problemas energéticos y abaratar sus contratos. Dentro de este Plan se han realizado, entre otras medidas, talleres formativos a más de 2.000 familias sobre el recibo eléctrico y ahorro energético.

Finalmente, el Ayuntamiento de Alcolea del Río (Sevilla) presento su propuesta de comunidad energética local que se está impulsando desde el ámbito municipal.

Por otro lado, entre los proyectos no andaluces, destaca el proyecto “Barrio Solar”, de ECODES en colaboración con EDP, iniciativa dirigida a fomentar el autoconsumo compartido en barrios de zonas urbanas y rurales a través de la instalación de plantas fotovoltaicas en edificios comunitarios, en la que pueden participar tanto vecinos como comercios que se encuentren a menos de 500 metros de la instalación sin necesidad de realizar ninguna inversión, sólo una pequeña cuota mensual, con la cual se benefician de un 30% de ahorro en sus facturas.

Som Energia y Coop57 han impulsado el concurso “Germinador social”, en cuya convocatoria de 2020 se ha creado un premio especial sobre comunidades energéticas locales al que optan varios proyectos andaluces. La Fundación Naturgy cuenta con el “Plan de Vulnerabilidad”, compuesto por un Fondo solidario de rehabilitación energética o la Escuela de Energía, entre otras medidas, donde ofrece formación en materia energética a trabajadores sociales de entidades públicas, ONGs y familias con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas.

Por último, ECROWD presentó su plataforma de financiación colectiva, tipo crowdfunding, para financiar proyectos de energías renovables. Algunos de los proyectos financiados a través de esta plataforma están dirigidos a combatir la pobreza energética.

Estudio de pobreza energética y renovables en Andalucía

Los socios del proyecto POWERTY de cada una de las 5 regiones participantes del proyecto (pertenecientes a España, Francia Lituania, Bulgaria, y Polonia) también han elaborado, en colaboración con sus respectivos expertos regionales, un Estado del arte y análisis DAFO, mediante un estudio descriptivo de las energías renovables y de la pobreza energética, analizando las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades de ambas temáticas.

Así, según el estudio realizado por la Agencia Andaluza de la Energía para nuestra región, en Andalucía todavía no se han identificado desarrollos tecnológicos adaptados específicamente para colectivos vulnerables. Igualmente, se expone la dificultad de acceso a la financiación y a las ayudas, haciéndose necesario pensar en el desarrollo de instrumentos específicos que cubran las necesidades de estas personas. La complejidad de medir la pobreza energética también hace que en muchos programas sociales no se puedan detectar a los grupos vulnerables como tales.

A favor, el elevado potencial de energías renovables en Andalucía, la existencia de diferentes asociaciones empresariales a nivel regional que están impulsando medidas en este campo y la nueva regulación comunitaria y española en materia de autoconsumo y comunidades energéticas locales, que introducen elementos que facilitan un mejor acceso a estos hogares a las renovables. Otras fortalezas y oportunidades son el contar con financiación europea o la tendencia creciente de plataformas de microfinanciación para acercar estas tecnologías a la población más vulnerable.

Grupo de expertos andaluces

El grupo stakeholders andaluces lo componen 48 entidades públicas, empresas y asociaciones del sector de la construcción sostenible y de las energías renovables, asociaciones de consumidores, universidades y centros de investigación, empresas energéticas, entidades de financiación y agentes de servicios sociales; todos ellos con amplia experiencia en algunas de las temáticas del proyecto.

En esta segunda reunión de expertos regionales han participado el Comisionado para el Polígono Sur (Sevilla), Fundación ECODES, Som Energía, ENDESA, la consultora energética ECOSERVEIS, la plataforma de crowfunding ECROWD, Fundación Naturgy, la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía, los Ayuntamientos de Sevilla, Alcolea del Río (Sevilla) y Cádiz; la Fundación Laboral de la Construcción, la Federación Andaluza de municipios y provincias, la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Energéticos, la Universidad de Sevilla y el equipo de Solar Decathlon, la Asociación Hispanidad Avanza (Huelva), la Asociación MUTI y la comunidad energética rural de Arroyomolinos de León (Huelva); la Asociación de consumidores UCA-UCE, la Asociación de Fabricantes Andaluces de Refrigeración, la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas de Trabajo, el Clúster de la Construcción Sostenible de Andalucía y la consultora GERENTA ENERGÍA ZENCER.