Logo Agencia Andaluza de la Energía
Logo Agencia Andaluza de la Energía
Icono FacebookIcono TwitterIcono Youtube
Inicio / Energías renovables / Administración / Energía eléctrica con renovables / Valorización energética de residuos

Valorización energética de residuos

En el tratamiento de residuos sólidos urbanos (RSU), debe diferenciarse la fracción orgánica (FORSU) del residuo total. Cuando se habla de FORSU, se trata de una fuente de energía renovable (biomasa), mientras que el resto es residuo propiamente dicho, y son tratados de forma distinta en la legislación.

La Directiva 2008/98/CE marco de residuos, traspuesta en España a la Ley 22/2011 de 28 de julio de residuos y suelos contaminados, establece la siguiente jerarquía de prioridades en gestión de residuos: prevención; reparación para la reutilización;reciclado; otro tipo de valorización, por ejemplo, la valorización energética; y eliminación.

En Andalucía los procesos de valoración energética de residuos estarán sometidos a autorización ambiental, regulada por la Ley 7/2007 de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental.

La valorización energética

En un vertedero sellado se produce la conversión espontánea de la fracción orgánica de los residuos sólidos urbanos (FORSU) en un biogás que contiene entre un 45% y un 65% de metano. Si no se aprovecha, el gas combustiona y sale espontáneamente a la superficie en forma de antorcha. Una alternativa es construir una serie de pozos de captación o sistema de tuberías que canalizan el gas de vertedero para ser aprovechado como combustible de un motor de combustión interna, que acciona un generador trifásico para producción de electricidad. La viabilidad del aprovechamiento energético vendrá dada por la cantidad de gas generado. Hay que tener en cuenta que la vida útil de un vertedero es limitada, y la producción de biogás varía a lo largo de la misma.

Otra posibilidad de aprovechamiento energético de los FORSU, que no requieren esperar a tener sellado el vertedero, son los procesos de digestión anaerobia, en los que la producción de biogás se produce en un reactor anaerobio o digestor en vez de en el propio vertedero. Esta opción permite la codigestión con otro tipo de residuos orgánicos: ganaderos, de industrias agroalimentarias, glicerinas, etc.

La valorización energética de los RSU se realiza mediante procesos de combustión controlada o incineración. Con la tecnología adecuada, estos sistemas son muy respetuosos medioambientalmente: evita la formación de nuevos vertederos y se minimiza la producción de emisiones.

Normativa

La generación de energía eléctrica a partir de residuos está regulada en el R.D. 661/2007 de producción de energía eléctrica en régimen especial. Los FORSU estarán incluidos en la categoría de generación de energía eléctrica con fuentes renovables (grupo b.7.1 en el caso de gas de vertedero y b.7.2 para los procesos de digestión anaerobia), mientras que los procesos de combustión se incluyen en los grupos de residuos (c.1 para RSU).

La Ley 2/2007 de Fomento de las Energías Renovables y el Ahorro y la Eficiencia Energética establece la primacía en el uso de las energías renovables, siendo regulada por el Decreto169/2011, Reglamento de Fomento de las Energías Renovables, el Ahorro y la Eficiencia Energética en Andalucía. Concretamente, el Capítulo II de dicho Decreto regula la obligación de valorización del biogás, estableciendo que los vertederos de residuos a los que les reste una vida útil superior a 10 años, estarán obligados al aprovechamiento del biogás producido en la desgasificación siempre que este se produzca en cantidad superior a 10.000.000 kWh/año (base PCI).