ANDALUCÍA TIENE UN POTENCIAL DE ENERGÍA POR BIOMASA PARA ABASTECER A MÁS DE 800.000 PERSONAS