Logo Agencia Andaluza de la Energía
Logo Agencia Andaluza de la Energía
Icono FacebookIcono TwitterIcono Youtube

Conducción eficiente

La conducción eficiente mejora el confort, aumenta la seguridad debido a que está basada en una conducción anticipativa y previsora, disminuye el consumo, el coste de mantenimiento y las emisiones.  Con la simple aplicación de estos consejos se puede llegar a un ahorro aproximado de 264 euros por cada 15.000 kilómetros (si nos referimos a automóviles).
 

1. ARRANQUE Y PUESTA EN MARCHA: Arrancar el motor sin pisar el acelerador. En los motores de gasolina, iniciar la marcha inmediatamente después del arranque. En los diesel, esperar unos segundos antes de iniciar la marcha.

2. UTILIZACIÓN DE LAS MARCHAS: Usar la 1ª exclusivamente para el arranque y circular lo más posible en las marchas largas y a bajas revoluciones.

3. CAMBIOS DE MARCHA: Cuanto más larga sea la marcha menor será el consumo.

4. VELOCIDAD DE CIRCULACIÓN: Mantenerla lo más uniforme posible. Buscar fluidez en la circulación, evitando los frenazos, aceleraciones y cambios de marcha innecesarios.

5. BAJAR PENDIENTES: Levantar el pie del acelerador y aprovechar la inercia del coche.
No dejar nunca el cambio de marchas en punto muerto, es peligroso y aumenta el consumo.

6. SUBIR PENDIENTES: Utilizar la marcha más larga posible. Realizar los cambios de marcha a un régimen de revoluciones más alto que en llano.

7. DECELERACIÓN: Levantar el pie del acelerador y dejar rodar el vehículo con la marcha metida. Frenar de forma suave con el pedal de freno. Reducir de marcha lo más tarde posible, con especial atención en bajadas.

8. CONSUMO NULO: Mientras no se pisa el acelerador, manteniendo una marcha engranada, y una velocidad superior a unos 20 km/h, el consumo de carburante es nulo.

9. PARADAS: En las prolongadas, más de 60 segundos, es recomendable parar el motor.

10. ANTICIPACIÓN Y PREVISIÓN: Conducir con una adecuada distancia de seguridad y un amplio campo de visión que permita ver 2 ó 3 vehículos por delante. Al detectar un obstáculo o una reducción de la velocidad de circulación en la vía, levantar el pie del acelerador para anticipar las maniobras.

11. CLIMATIZACIÓN DEL COCHE: Mantener el aire acondicionado del coche entre 23 y 24º. Circular con las ventanillas bajadas a 100 km/h supone un aumento del consumo en un 5%.