Logo Agencia Andaluza de la Energía
Logo Agencia Andaluza de la Energía
Icono FacebookIcono TwitterIcono Youtube
Inicio / Ahórrate energía / Ahorra en el hogar / Nueva edificación

Nueva edificación

Ahorra energía en nueva edificación

Al construir un nuevo edificio, además de la estética y funcionalidad, es muy importante considerar los aspectos energéticos que van a condicionar en gran parte el confort y el gasto asociado al mismo. Los aspectos bioclimáticos también debemos tenerlos en cuenta. Son aquellas características constructivas, independientes de la calidad de los materiales de la construcción y de las instalaciones, que intervienen en el comportamiento energético de la vivienda.

Las características de los materiales, el tipo de instalaciones y el funcionamiento de las mismas, se pueden consultar en la Memoria de Calidades que debe exigirse al vendedor o proyectista.

El marco normativo vigente (Código Técnico de la EdificaciónReglamento de Instalaciones Térmicas y el Real Decreto 47/2007 de Certificación Energética de Viviendas), pretende regular dentro del mercado de la vivienda, determinados aspectos que influyen en la calidad energética de la edificación.

Estos aspectos condicionan la calidad de la eficiencia energética de un edificio y es posible conocerla antes de su compra o su alquiler, mediante el certificado de eficiencia energética, con lo que se dispone de un criterio objetivo para elegir los edificios más eficientes.

Lograr la mayor eficiencia energética posible en la edificación no es sólo una tendencia sino que desde Europa la Directiva 2010/31/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 19 de mayo de 2010, relativa a la eficiencia energética de los edificiospretende acelerar la renovación de los edificios existentes hacia edificios de consumo casi nulo introduciendo sistemas de control y automatización de edificios como alternativa a las inspecciones físicas, fomentando el despliegue de la infraestructura necesaria para e-mobility e introduciendo un indicador de inteligencia para evaluar la preparación tecnológica del edificio. Entre otras obligaciones, con fecha límite el 31 de diciembre de 2020, todos los edificios nuevos deberán ser de consumo de energía casi nulo, y los edificios públicos, a partir del 31 de diciembre de 2018.