Logo Agencia Andaluza de la Energía
Logo Agencia Andaluza de la Energía
Icono FacebookIcono TwitterIcono Youtube
Inicio / Ahórrate energía / Administración / Edificios públicos / Mantenimiento y uso del edificio

Mantenimiento y uso del edificio

El esfuerzo que supone mantener en condiciones adecuadas las instalaciones térmicas, de iluminación y las características estructurales del edificio, puede plantearse en términos no solo de seguridad y confort, sino también desde el punto de vista de la eficiencia energética.

El servicio de mantenimiento debe entenderse de una forma general y ambiciosa, y debe aspirarse a satisfacer con él las necesidades de un edificio, en cuanto a gestión energética, mantenimiento preventivo y garantía del servicio.

Una adecuada gestión energética requiere un análisis energético del edificio, una propuesta de medidas de ahorro y eficiencia energética, el establecimiento de objetivos de ahorro energético, la realización de un correcto mantenimiento, etc.

La normativa vigente, Real Decreto 1027/2007 del Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios, obliga a realizar un mantenimiento adecuado de las instalaciones, con el objeto de garantizar la eficiencia energética de las mismas. Así, establece los requisitos que deben cumplir las instalaciones térmicas para que su funcionamiento, a lo largo de su vida útil, se realice con la máxima eficiencia energética, a saber:

  • las instalaciones se mantendrán de acuerdo con un programa de mantenimiento preventivo.
  • las instalaciones dispondrán de un programa de gestión energética, por el que se realizará una evaluación periódica del rendimiento de los equipos de generación térmica.
  • las instalaciones dispondrán de instrucciones de seguridad debidamente actualizadas, con el fin de minimizar los riesgos durante el uso de las instalaciones.
  • las instalaciones se utilizarán de acuerdo con las instrucciones de manejo y maniobra, que deben servir para efectuar la puesta en marcha y parada de la instalación, y para conseguir cualquier programa de funcionamiento y servicio previsto.
  • las instalaciones se utilizarán de acuerdo con un programa de funcionamiento, con el fin de dar el servicio demandado con el mínimo consumo energético.

En la misma línea, Decreto 169/2011, de 31 de mayo, de 31 de mayo, por el que se aprueba el reglamento de fomento de las energías renovables, el ahorro y la eficiencia energética en Andalucía, establece la obligación para los nuevos edificios incluidos en el ámbito de aplicación del decreto de implementar planes de gestión de energía a partir de una potencia térmica nominal instalada superior a 70 kW.

Este plan de gestión de energía deberá ser encomendado a una empresa mantenedora de las previstas en el Real Decreto 1027/2007, de 20 de julio, o a un técnico titulado competente.

En edificios con una potencia térmica nominal instalada superior a los 600 kW, la persona, entidad o comunidad titular del edificio deberán encomendar la gestión del Plan de gestión de la energía a un Gestor energético, que deberá ser técnico titulado competente.

Para evitar las inversiones que pueden derivarse de los planes anteriores, puede optarse por empresas de servicios energéticos (ESE). Es una opción adecuada a los problemas derivados de instalaciones poco eficientes y deterioradas.