Agencia Andaluza de la Energía

Planificación energética en Andalucía

La planificación energética recoge las líneas estratégicas que marcarán la senda que permita alcanzar el suministro energético de la región en condiciones de seguridad, calidad y respeto al medio ambiente.

Para ello en Andalucía se han desarrollado y aprobado a lo largo de los años, distintos trabajos de planificación energética como el Plan Energético de Andalucía 2003-2006 (PLEAN)  y el Plan Andaluz de Sostenibilidad Energética 2007-2013 (PASENER). Coincidiendo con el fin del periodo de vigencia de este último, el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía aprobó en febrero de 2013 la formulación de la Estrategia energética de Andalucía 2020, en cuya elaboración han participado los diferentes actores, sectores y colectivos involucrados o con intereses en el sector energético y donde se ha garantizado la participación ciudadana a través de una plataforma digital y durante el periodo de información pública previo a la aprobación de la Estrategia.

El documento, actualmente en tramitación administrativa, ha sido concertado con los firmantes del Acuerdo de Concertación Social en el ámbito de la energía y constituye la estrategia a medio/largo plazo de Andalucía dirigida a provocar el cambio hacia un nuevo modelo energético suficiente, bajo en carbono, inteligente y de calidad, donde la energía esté al servicio de la sociedad andaluza y de la competitividad de los sectores productivos.

La planificación energética andaluza y las líneas de actuación que de ella resultan, dependen a su vez de las políticas que en materia de energía se desarrollen a nivel europeo y nacional, constituyendo su marco de referencia.

Por otro lado la Ley 2/2007 de Fomento de las Energías Renovables y del Ahorro y Eficiencia Energética de Andalucía y su desarrollo reglamentario, contribuye a cumplir, desde el marco legislativo, los objetivos del PASENER. Esta Ley se define como instrumento para el fomento del uso de las energías renovables, la promoción del ahorro y la eficiencia energética, desde su producción hasta su consumo, así como la utilización racional de los recursos energéticos en el territorio de la Comunidad Autónoma de Andalucía, bajo el principio de solidaridad colectiva en el uso de la energía.