Logo Agencia Andaluza de la Energía
Logo Agencia Andaluza de la Energía
Icono FacebookIcono TwitterIcono Youtube

Aspectos bioclimáticos

Los aspectos bioclimáticos de un edificio son aquellas características constructivas, independientes de la calidad de los materiales de la construcción y de las instalaciones, que intervienen en el comportamiento energético de la misma.

Al construir o decidir sobre la compra de un edificio es importante tener en cuenta aspectos tales como:

  • La forma del edificio: las estructuras compactas y formas redondeadas tienen menos pérdidas energéticas.
  • Orientación: en zonas frías, los cerramientos de mayor superficie y zonas acristaladas deben estar orientadas al sur. En zonas cálidas, la superficie acristalada en las fachadas con radiación solar elevada (sur y suroeste) debe ser reducida.
  • Cerramientos exteriores y envolvente: la disposición de toldos, voladizos, porches, entre otros, pueden evitar ganancias de calor del edificio, al igual que una adecuada orientación de invernaderos, atrios y patios permiten ahorrar en calefacción y refrigeración.
  • Color: actuando sobre el color de fachadas o tejados, se puede ahorrar energía. Hay que tener en cuenta que los colores claros hacen que el edificio demande menos energía en verano y viceversa.
  • Paisajismo: los árboles, setos y arbustos adecuadamente colocados dan protección contra el viento y bajan la temperatura en verano.
  • Iluminación natural: la orientación del edificio, el tamaño de los muros, los elementos de protección solar, etc. pueden favorecer el aprovechamiento de la iluminación natural y por consiguiente un menor consumo de energía.