Agencia Andaluza de la Energía

El sector de la madera y el mueble apuesta por las mejoras energéticas para potenciar su productividad

12 empresas cordobesas ya han acometido proyectos de mejora en sus procesos productivos con el apoyo económico de la Agencia Andaluza de la Energía

Andalucía, 29 de febrero de 2012

La Agencia Andaluza de la Energía, a través del Programa de Subvenciones al Desarrollo Energético Sostenible ‘Andalucía A+’ ha apoyado económicamente 21 actuaciones de mejora energética en empresas andaluzas de la madera y el mueble con un incentivo de más de 326.000 euros, sector donde existe un gran potencial de ahorro. Esta cifra ha supuesto movilizar inversiones en la comunidad por valor de 1,8 millones de euros y posibilita un ahorro energético de 2.320 toneladas equivalentes de petróleo (tep) anuales, energía suficiente para abastecer el consumo de 2.760 viviendas. Asimismo, estas actuaciones redundarán positivamente sobre el medio ambiente evitando la emisión a la atmósfera de 5.700 toneladas de gases de efecto invernadero cada año, como si se retirasen de la circulación 2.330 vehículos.

Concretamente, en la provincia de Córdoba se han subvencionado desde 2005 hasta noviembre de 2011, doce proyectos energéticos a empresas de la madera y el mueble, de los que diez han sido para reducir el consumo energético y dos, auditorías energéticas que han permitido a las fábricas conocer con exactitud la situación energética real de sus instalaciones, detectando las medidas de ahorro y eficiencia que se pueden implementar y la rentabilidad de las mismas. Estos proyectos han supuesto una inversión de un millón de euros y han recibido un incentivo de la Agencia de 176.000 euros. Con ellos se posibilita un ahorro de 400 tep anuales y una reducción de emisiones tóxicas de 1.433 toneladas de CO2 al año.

La mejora de las instalaciones energéticas en las cadenas productivas industriales es una medida de contrastada eficacia para incrementar la competitividad empresarial, pues permite reducir los costes derivados del consumo de energía. Así, en el sector de la madera y el mueble se han realizado intervenciones de mejora como la optimización de la línea de aspiración de virutas y polvo de la madera para evitar pérdidas de aire introduciendo variadores de frecuencia en los motores e incorporando compresores de alta eficiencia energética; el aprovechamiento del calor residual de la maquinaria (que hasta ahora se perdía sin ser empleado) para la climatización de la cabina de barnizado, eliminando la caldera de gasóleo que tradicionalmente se usaba para calentar la zona; y la sustitución del tradicional sistema de embalaje del producto mediante calor por otro en frío, eliminando resistencias eléctricas y reduciendo en consecuencia el consumo energético. También se ha optimizado el sistema de iluminación sustituyendo lámparas fluorescentes e incandescentes por tecnología LED.

Todos estos proyectos reciben subvenciones a través del Programa ‘Andalucía A+’ de la Agencia Andaluza de la Energía siempre que cumplan los requisitos mínimos de ahorro energético y que los proyectos no estén iniciados antes de realizar la solicitud. También se pueden ejecutar actuaciones como el cambio de calderas, mejoras de la iluminación y de los sistemas de climatización de edificios, o incorporación de microcogeneración. Otra herramienta de la Junta de Andalucía para facilitar la financiación de estas actuaciones es el ‘Fondo reembolsable para el impulso de las energías renovables y el ahorro y la eficiencia energética’, que ofrece préstamos en condiciones ventajosas de hasta el 70 por ciento de la inversión.

Además, en la actualidad existe una oferta cada vez mayor de Empresas de Servicios Energéticos (ESEs) que pueden asumir el coste asociado a los proyectos sin que el cliente tenga que realizar inversiones adicionales. Según este nuevo esquema, la empresa se encarga de la inversión, mantenimiento, suministro de combustible y todo lo necesario para el correcto funcionamiento de la instalación, de manera que el usuario gana en comodidad y consigue un ahorro económico frente al uso de combustibles fósiles. La empresa de servicios energéticos se ocupa del buen funcionamiento de la instalación y de optimizar su rendimiento, ya que a mayor eficiencia de la misma, mayor es el margen de beneficios para la empresa y el usuario. A la finalización del contrato, cuando la ESE ha recuperado su inversión, las instalaciones pasan a ser propiedad del usuario sin coste adicional.

El sector en cifras

La industria del mueble y la madera posee un importante arraigo en la comunidad autónoma, especialmente en las provincias de Córdoba y Sevilla. Según cifras de la Fundación Centro Tecnológico de la Madera y el Mueble de Andalucía (CITMA), el registro del sector contabilizaba en 2010 casi 3.900 empresas, de las cuales 2.432 pertenecen al sector del mueble y el resto al de la madera. En la distribución provincial, Córdoba con un 21 por ciento del total es la segunda provincia con mayor concentración de empresas del sector sólo por detrás de Sevilla, que aglutina el 22 por ciento.

En lo que respecta a empresas dedicadas a la fabricación del mueble, es Córdoba la que congrega un mayor número de empresas, con un 25 por ciento del total, seguida de Sevilla y Jaén. En total, 632 empresas se concentran en la provincia cordobesa de las cuales el 47 por ciento se asientan en la localidad de Lucena.