Agencia Andaluza de la Energía

Las emisiones de CO2 por generación de electricidad en Andalucía se han reducido en un 22,6% desde 2006

La Agencia participa en unas jornadas formativas sobre los objetivos de la estrategia ‘Europa 2020’

Andalucía, 28 de mayo de 2012

La Agencia Andaluza de la Energía, entidad adscrita a la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, ha participado en las Jornadas ‘Alcanzando los objetivos de Europa 2020’, organizadas en Sevilla de forma conjunta por el Instituto Andaluz de Administraciones Públicas y el Instituto Europeo de Administraciones Públicas - Centro Europeo de Regiones (EIPA-CER) . El evento ha acogido a lo largo de dos sesiones un debate multidisciplinar sobre las prácticas que los actores regionales y locales deben desarrollar para alcanzar los objetivos de la nueva estrategia Europa 2020, profundizando en sus retos y perspectivas para Andalucía.

En el ámbito de los objetivos energéticos 2020, la Directora de Planificación e Infraestructuras Energéticas de la Agencia Andaluza de la Energía, Mª José Colinet Carmona, participó con la ponencia titulada ‘Peso de las energías renovables en el consumo de la energía final y la intensidad energética primaria’. En su intervención, Colinet explicó a los asistentes la fuerte apuesta andaluza por avanzar hacia los objetivos 2020 en materia de ahorro y eficiencia energética y energías renovables a través del Plan Andaluz de Sostenibilidad Energética (PASENER).

Según expuso, en los últimos diez años la Comunidad Autónoma Andaluza ha triplicado el uso de las fuentes renovables, que en la actualidad aportan el 14% del consumo de energía primaria anual. Fruto de esta evolución tecnológica, las emisiones de gases de efecto invernadero por unidad de generación eléctrica se han visto reducidas en un 22,5 desde 2006. En este sentido, cabe recordar que los objetivos fijados por la Unión Europea aspiran a lograr un modelo energético en el que el 20% de la energía consumida sea de origen renovable, se produzca una disminución del consumo energético del 20% y se reduzcan las emisiones de CO2 también un 20%.

La citada estrategia, sucesora del acuerdo de Lisboa, establece un marco a partir del cual la Unión Europea saldrá de la crisis y se dotará de los instrumentos necesarios para conseguir “altos niveles de empleo, de productividad y de cohesión social”. Así, la prioridad de la Comisión Europea es lograr un crecimiento inteligente, sostenible e integrador mediante el aumento hasta el 75% de la población de entre 20 y 64 años empleada; el aumento hasta, al menos un 40%, de jóvenes con estudios superiores completos o la inversión del 3% del PIB europeo de la UE en I+D.