Agencia Andaluza de la Energía

El sector de las renovables se cita en Jaén en las jornadas 'Calor Solar' organizadas por la Agencia Andaluza de la Energía

La guardería de Torreperogil, ejemplo de sostenibilidad energética en la provincia jienense gracias al uso de energía solar y biomasa en sus instalaciones

Andalucía, 23 de noviembre de 2011

La Agencia Andaluza de la Energía explica estos días en unas jornadas las posibilidades que tiene la energía solar térmica para la climatización y otros usos poco explorados hasta el momento. El evento ha reunido a las principales empresas nacionales dedicadas al diseño, distribución, montaje y mantenimiento de instalaciones, para posibilitar el intercambio de experiencias empresariales.

Empresas dedicadas al diseño, distribución, montaje y mantenimiento de instalaciones de energías renovables, fabricantes de productos y entidades de la administración pública relacionadas con la energía, se dieron cita ayer en el Recinto Provincial de Ferias y Congresos de Jaén con motivo del encuentro que bajo el título “El calor solar: más allá de la preparación de agua caliente sanitaria” organiza la Agencia Andaluza de la Energía durante los días 22 y 23 de noviembre.

En el primer día de encuentro, se han explorado las posibilidades que tiene la energía solar térmica para ser utilizada en climatización, tanto para la calefacción de baja temperatura, como por ejemplo el suelo radiante; como para el calentamiento de piscinas o incluso en la aportación de frío solar para refrigeración.

A través de las aportaciones de cinco fabricantes del sector de la climatización, se ha puesto de manifiesto el valor de la eficiencia energética en equipos que integran la energía solar con sistemas de cogeneración (mediante los que se genera electricidad y se aprovecha el calor de forma simultánea) o con las clásicas bombas de calor.

Otro aspecto que se ha tratado en estas jornadas es cómo con la integración de la energía solar con otras renovables como la energía geotérmica (mediante la que aprovechamos el calor que se almacena en el interior de la tierra) o la energía de la biomasa (poda de olivo, residuos forestales…), se consigue cubrir totalmente las necesidades térmicas de los edificios de una forma limpia y no contaminante.