Agencia Andaluza de la Energía

Auditorías energéticas

Instalación energéticaUna auditoría es el procedimiento mediante el cual se evalúa energéticamente el funcionamiento de una instalación o edificio, se analizan las mejoras energéticas del proceso o equipos e instalaciones y se determinan las inversiones a realizar y sus periodos de retorno, para terminar proponiendo la implantación de aquellas medidas de eficiencia energética y energías renovables más interesantes.

Las auditorías energéticas son subvencionables, siempre que tengan un coste de, al menos, 1.500 €. Se valorarán, especialmente, las auditorías que incluyan: 

  • Evaluación de consumos y rendimientos de los equipos o procesos a mejorar mediante instrumentación y equipos de medición adecuados.
  • Uso de herramientas de cálculo y simulación para la evaluación energética de las medidas propuestas.
  • Establecimiento de plan de seguimiento y gestión de las medidas propuestas.
  • Evaluación de medidas verticales, es decir, específicas de cada sector de actividad.
  • Estudio de viabilidad completo de cada medida propuesta.
  • Estudio sobre aprovechamiento de energías renovables para generación de energía térmica.  

Los pasos a seguir para beneficiarse de estas ayudas son los siguientes:

  1. Una vez elegida la actuación, se presenta la solicitud de subvención a través de la aplicación on line. Una vez identificado el beneficiario, seleccionar el tipo de actuación, mediante unos sencillos pasos se puede tramitar la subvención.

  2. Recibir la Resolución de concesión. Comprobar en ella, el importe de la subvención concedida y los plazos de ejecución y justificación.

  3. Ejecutar las inversiones subvencionadas dentro del plazo establecido en la Resolución.

  4. Justificar la inversión realizada (y pagada) dentro del plazo establecido. Inmediatamente después (dos meses como máximo) se recibirá el importe concedido. 

Las empresas y entidades pueden realizar dichas mejoras energéticas mediante la contratación de empresas de servicios energéticos. Estas empresas acometerán las inversiones a realizar, cobrándose del ahorro generado por las mismas. Además, estas empresas pueden recibir subvenciones que repercutirían directamente en las empresas beneficiarias de la mejora.