Agencia Andaluza de la Energía

GLP

El Gas Licuado de Petróleo (GLP) es una mezcla de butano y propano. Se obtienen mediante el refino del petróleo o la purificación del gas natural durante su extracción.

Este combustible tambien puede usarse en vehículos convencionales de gasolina mediante una sencilla transformación en un taller autorizado. De esta forma, se equipan con un dispositivo que le permite funcionar indistintamente tanto con GLP como con gasolina.

Las ventajas de este tipo de vehículos son las siguientes:

  • Reducción de la contaminación, menosers emisiones de CO2.
  • Ahorro económico, ya que es el combustible más barato que se puede encontrar en el mercado y de menor coste de mantenimiento.
  • Reducción de ruido.
  • Conducción más suave.