Agencia Andaluza de la Energía

Rehabilitación de edificios

La mayor parte de las viviendas están construidas sin ningún criterio de eficiencia energética, debido a que fueron construidas con anterioridad a la normativa energética aplicable a la edificación (norma básica de edificación NBE-CT-79 y, sobre todo, el Código Técnico de la Edificación).

Un edificio rehabilitado energeticamente puede llegar a consumir menos de la mitad que el mismo sin rehabilitar.

Existen muchos puntos a considerar al rehabilitar energéticamente un edificio:

  • Aislamiento adecuado.
  • Puentes térmicos bien controlados.
  • Infiltraciones de aire.
  • Protecciones solares.

Además de la reducción del consumo energético de un edificio energéticamente rehabilitado, se consiguen otras ventajas como un mayor confort y la eliminación de condensaciones (humedades).