Agencia Andaluza de la Energía

Comunidades de vecinos


 Las comunidades y asociaciones de vecinos pueden reducir el gasto de energía:

  • Adoptando buenos hábitos de consumo. Gestos sencillos como evitar el uso abusivo del ascensor o apagar las luces cuando no son necesarias ahorran energía y dinero, sin coste alguno.
  • Usando equipos de alta eficiencia energética. Las agrupaciones de viviendas poseen servicios comunes que consumen grandes cantidades de energía. Mediante la instalación y renovación de equipos eficientes se pueden conseguir importantes ahorros en el consumo de:

      el alumbrado interior y exterior

      los ascensores

      la climatización del edificio

  • Instalando equipos de microcogeneración que permiten obtener simultáneamente energía eléctrica y térmica (por ejemplo, para calentar agua).
  • Realizando una adecuada gestión y mantenimiento energético. Con una buena gestión y mantenimiento de los servicios comunes se pueden alcanzar ahorros superiores al 20%. Recurrir a un Gestor energético, puede significar una notable reducción en los costes energéticos así como una mejora continua en los servicios comunes. 
  • Rehabilitando el edificio teniendo en cuenta los criterios energéticos. Un edificio rehabilitado energeticamente puede llegar a consumir menos de la mitad que el mismo sin rehabilitar.

Igualmente, la incorporación de energías renovables para cubrir las necesidades de calefacción y/o agua caliente supone un ahorro en el consumo de combustibles fósiles, con la consecuente reducción en la factura energética y en emisiones de CO2 a la atmósfera.

En los edificios de nueva construcción, los propietarios e inquilinos pueden conocer la calidad de eficiencia energética de los edificios antes de su compra o su alquiler mediante el certificado de eficiencia energética.

La Agencia Andaluza de la Energía ofrece subvenciones para todas estas actuaciones, ya sean acometidas directamente por la comunidad de vecinos (contratando directamente a los profesionales que realizarán las actuaciones), o bien a través de empresas de servicios energéticos (ESE).